En Finlandia ser MAKER es un derecho

 In Uncategorized

En Finlandia ser MAKER es un derecho

El equipo de House For Makers ha salido de su casa en Madrid, España y viajado hasta Finlandia para conocer un interesante modelo que permite que todos sus residentes sean Makers. Ha sido una experiencia increíble de donde obtuvimos una buena dosis de energía y buenas ideas para nuestro coworking localizado en Boadilla.

Finlandia no es un país por el que uno se enamora a simple vista, más bien es un país que hay que vivir para empezar a querer. En sus calles no hay mucho que resalte, quizás porque gran parte del vivir se da dentro arropados por la calefacción. La independencia personal se inculca desde muy pequeños, pero esa libertad se otorga acompañada de herramientas y oportunidades. Quizás la más distintiva de esas herramientas es el sistema de educación progresista que bien ha sido mundialmente publicitado en los últimos años. Sin embargo, para un extranjero en Finlandia, en edad profesional y sin hijos, lo que sabe del tema de la educación es similar a lo que se transmite por esas mismas fuentes.

¡¡¡Biblioteca Fablab!!! ¿Es esto es posible?

Otra herramienta, con la que se topan todo aquel que es residente de Finlandia y se maravilla, es la tarjeta de la biblioteca. Bueno, no hay nada sexy sobre una tarjeta de biblioteca en general, pero en este país la tarjeta del HELMET, como allí se llama, es más bien un pasaporte verdaderamente igualitario al esparcimiento, al conocimiento y, sobre todo, al emprendimiento.  Cada individuo tiene derecho de alquilar hasta un máximo de 100 objetos al mismo tiempo. Les sorprenderá tanto como a nosotros saber que no es difícil alcanzar ese límite cuando puedes alquilar libros, CDs, películas, utensilios de cocina, juegos de mesa, revistas, equipos deportivos, nivel de burbuja, memorias USB, soldadoras, computadoras táctiles por mencionar un par de objetos.

Olvidémonos de la increíble infraestructura de sus bibliotecas, la atmósfera nórdica y de respecto, el olor a fotocopias, la inmensa colección de libros que decoran sus paredes o los innumerables recursos digitales que se ofrecen de forma libre. En Finlandia, sus bibliotecas tienen sus propias áreas FabLab y todo individuo tienen derecho de usar sus espacios y equipos de vanguardia. Ellos las llaman The Library Makerspace.

Todo allí en el Makerspace es libre, expuesto, invita a la co-creación y apuesta por un modelo de la participación abierta. Las bibliotecas junto a sus espacios FabLab rebosan de gente y son considerados espacios cool para estudiar, trabajar, entretenerse, jugar, socializar y crear, claro está, acompañados de mucho café para entrar en calor. En ellas se pasean personas de todas las edades, y en la internacional Helsinki es normal escuchar decenas de idiomas diferentes.

Herramientas y medios de un fablab en Finlandia

Hemos hecho un inventario rápido de lo que hemos encontrado en el FabLab de una biblioteca en la zona metropolitana de Helsinki.

  • En el primer espacio del Makerspace encontramos ordenadores, impresoras 3D, multímetros, amperímetros, máquinas de impresión en caliente con todos los accesorios, máquinas de costura regulares y overlock, herramientas de carpintería, cortadoras, taladros regulares y de percusión, impresoras y cortadoras de vinilo, escáner de películas y negativos, máquinas de grabado laser, herramientas profesionales para diseño gráfico y tabletas para diseñadores.
  • El Workshop space, un poco más adelante, cuenta con mesas de carpintería, amoladoras, cortadoras laser, sierras de banda, taladros verticales, destornilladores, alicates, un serrucho, un martillo, un nivel, una cinta métrica, papel de lija, pistola de pegamento caliente, voltímetro y soldador.
  • Un dato interesante es que muchas de las herramientas portátiles pueden alquilarse sin costo por 1 día. Por ejemplo, durante nuestra visita hablamos con una chica que estaba tomando prestado un potente taladro de percusión, incluyendo un conjunto de mechas para concreto y el detector de metal y electricidad. Para esto, solo hace falta presentar tu tarjeta de la biblioteca.
  • Algunas bibliotecas también cuentan con una estación para hacerle servicio a bicicletas.
  • La biblioteca ofrece incluso espacios de galería para quienes desean exhibir sus trabajos.
  • De la mano con el Makerspace, la biblioteca también organiza charlas con miras a emprendedores y eventos para la experimentación de aplicaciones y tecnologías.

Las bibliotecas de Finlandia son un parque de diversiones para todo aquel que se sienta Maker y como nosotros de hecho lo somos, han servido de inspiración para la creación del concepto y de nuestros espacios. House For Makers es un edén para profesionales del tipo hands-on y en general un espacio diseñado para promover una atmosfera colaborativa y de creación. La casa de House For Makers seguirá creciendo de forma introspectiva, identificando las necesidades y realidades de nuestros Makers pero también traduciendo otras excelentes propuestas que se generarán alrededor del mundo. Entonces, ¿quieres ser parte de nuestra comunidad Maker? Estamos en Boadilla, Madrid. ¡Contáctanos!

¡¡Seguimos con los ojos abiertos al mundo!!

Es una realidad que el ecosistema emprendedor y Maker de Madrid y en general de España ha cambiado y seguirá evolucionando rápidamente. Somos testigos de grandes iniciativas emprendedoras, incubadoras y startups exitosos. Pero para seguirle el paso a los cambios y las tendencias que pronto serán necesidades, creemos que todos debemos coger una mochila, viajar por el mundo y aprender.

House For Makers ya hizo planes para salir nuevamente de nuestro Fablab en Boadilla para visitar a Oodi, la increíble nueva sede de la Biblioteca Central de Helsinki que se inaugurará este año y cuyo coste estimado es de 98 millones de euros. Ya se adelanta que sus instalaciones incluirán estudios de grabación, sauna y cine. Lo del sauna, creemos que a la cultura de Madrid no le sienta, pero de seguro encontraremos grandes ideas que compartiremos con nuestros Makers a través de este Blog.

En House For Makers nos hacemos unas preguntas difíciles de contestar:

¿Qué seríamos capaces de lograr en Madrid con unas instalaciones similares?

¿Somos capaces de desarrollar proyectos de negocio industriales que nazcan en estos espacios públicos?

¿Podremos desde nuestro coworking fablab ayudar al ecosistema de startups de Madrid?

Vamos a trabajar juntos para buscar respuestas, escribe tus comentarios a continuación

Recent Posts

Leave a Comment

0