Una visión nórdica de la comunidad coworking

 In Uncategorized

Una visión nórdica de la comunidad coworking.

Claramente Escandinavia es una de las referencias más fuertes cuando se habla de nuevos espacios de trabajo y el equilibrio profesional/personal, o mundialmente conocido en inglés como work-life balance. Este concepto de balance es tendencia en muchos países, pero, en Escandinavia parece haberse originado y establecido de una forma más natural. Hemos planteado la teoría que como generalmente ocurre, esta naturalidad tiene un motivo histórico.

Desde los primeros bosquejos de HouseForMakers, el look-and-feel o apariencia escandinava ha sido obviamente una de nuestras paletas de inspiración. La sociedad nórdica en general es una referencia de comunidad altamente independiente pero cooperativa, donde no se sacrifica el balance y el bienestar personal, mientras que se nutre un sentido fuerte de comunidad y pertenencia. Esta combinación de elementos y actitudes podrían ser los ingredientes claves del “aire” que debe respirarse en un espacio coworking. En HouseForMakers queremos entender mejor la movida coworking en esta región y por eso hemos viajado hasta la ciudad de Tromsø, un gran centro cultural por encima del Círculo Ártico, ubicado al extremo norte de Noruega. No queremos ser atrevidos, pues no tenemos 100% certeza, pero podríamos decir que en esta ciudad ¡podrían encontrarse los espacios e ideas coworking más nórdicos del mundo!

Tromsø y sus curiosidades.

¿Quién vive tan al norte? Bueno, no tantos, pero más de los que crees. En el centro urbano de Tromsø viven apenas unas 65.000 personas, pero tiene una actividad y vibra sorprendente. Además de un sinfín de turistas, una gran oferta de actividades outdoor y de caza de las auroras boreales que invaden sus calles, tiene una población universitaria significativa e interesante. Tromsø es una ciudad con varios títulos ganados por “lo más nórdico”, pero especialmente queremos destacar los siguientes galardones: la Universidad, el jardín botánico y el planetario más al norte del mundo.

La Universidad de Tromsø con sus más de 16.000 estudiantes ofrece 36 programas principalmente másteres enfocados en el mundo de la tecnología, la creación de negocios & emprendimiento y, lógicamente, en temas relevantes para la región como por ejemplo el cambio climático, la explotación de recursos Árticos y amenazas medio ambientales.

Los espacios coworking en Tromsø, en particular el moderno Flow Coworking, nacieron para cubrir la brecha que hay entre el sector universitario, el privado y los emprendedores dando pie a la comercialización de las investigaciones y desarrollos que allí se generan. En House For Makers nos hemos inspirado para ofrecer servicios similares como nuestro taller Fablab.

     

Tromsø también es sede del campeonato Polar Bear Pitching, una plataforma para que start-ups presenten ideas de negocios y opten por seed-funding. Este campeonato también se lleva a cabo en Oulu, una ciudad nórdica de Finlandia conocida por ser hub de innovación en ese país. Lo que diferencia a este campeonato de otros en el mundo, es que en Polar Bear Pitching no hay como tal un límite de tiempo. La particularidad está en que los emprendedores tienen que presentar su idea de negocio mientras que están sumergidos hasta el nivel del pecho en agua helada. En Oulu, el presentador se sumerge en un escenario tallado sobre el mar Báltico congelado. ¡No podíamos dejar de comentar sobre este curioso y helado evento!

Simples asociaciones.

Volvamos a nuestra idea de intentar enlazar el sentido de comunidad característico de los países escandinavos con la historia.

Quizás la sociedad escandinava de hoy en día ha sido influenciada por como históricamente las comunidades nórdicas se organizaban para sobrevivir y desarrollarse; estas comunidades se volvían Vikingas. Decimos “se volvían” por qué entendemos que los vikingos no eran un grupo étnico, o sea que no nacían, sino que se hacían.

Los vikingos, siendo un pueblo numéricamente reducido, consiguieron una presencia impresionante territorial gracias a su naturaleza exploradora y aventurera, como a la gran disciplina militar y creatividad que adoptaban en sus batallas. Se sobreponían rápidamente a las pérdidas y se adaptaban a las nuevas situaciones. Se organizaban socialmente con una estructura bastante horizontal, practicaban un concepto de equidad de género más bien moderno y cada individuo tenía una función vital para el buen funcionamiento y supervivencia de la comunidad. Entendiendo esto, no parece ser casualidad el abierto y comunitario carácter noruego, carente de complejos, pero desbordantes de curiosidad y humildad.

Dato curioso! – Tromsø y en particular las islas Lofoten en Noruega son conocidas por ser tierras que fueron habitadas por los vikingos Árticos.

Hablando de carácter noruego, hay una palabra que según los mismos noruegos es la que mejor describe el carácter de esa nación – Dugnad!. “Dugnad” es una de esas palabras que engloba todo un concepto propio de la cultura, que representa un modo de vida y que, por ende, es difícil de describir o traducir. Otros pueblos escandinavos, como los daneses, también tienen este término.

Dugnad es un concepto de cooperación y colaboración comunitaria. Es una costumbre que se remonta varios siglos atrás y funcionaba como un esquema de “seguro” comunitario, pues combinaba el esfuerzo de todos para llevar a cabo tareas de gran envergadura como, por ejemplo, la construcción de una casa, la reparación de un techo o de un granero. La conclusión de la tarea se celebraba con una comida o un festín. Hoy en día, en las comunidades rurales, Dugnad sigue practicándose especialmente para tareas tradicionales como las antes mencionadas. En las áreas urbanas, Dugnad se asocia generalmente con actividades al aire libre de limpieza al iniciarse la primavera, voluntariado y actividades de reparación entre amigos, aunque también es común practicarlo en escuelas para concluir diversas tareas de mantenimiento.

Jantelove, es otra de esas palabras conceptos. Jantelove, o la Ley de Jante, es la que mejor describe el carácter humilde de los escandinavos que antes mencionamos. No se trata de una ley penada, sino más bien un código de conducta inherente de los escandinavos: la sociedad por encima del individuo, no alardear de los logros personales y no envidiar a los demás.

Ahora, ¿Cómo podemos aprovecharnos de estrategias históricas y prácticas culturales exitosas para implementarlas en nuestros negocios? Creemos que Dugnad es uno de esos conceptos que hoy tienen un espacio para ser reivindicados en conexión con el desarrollo de negocios exitosos y sostenibles en el tiempo – el espacio coworking. En House For Makers, a pesar de abrir sus puertas hace unos 6 meses, hemos experimentado la colaboración espontanea, pero organizada dentro de nuestra comunidad de Makers. ¡Sabemos que cuando la comunidad crece y se fortalece en conjunto, las oportunidades se maximizan y la atmósfera de trabajo se convierte en la bebida energética más efectiva del mercado!

Referencias:

https://arcticstartup.com/catching-up-on-coworking-in-norway/

https://www.lifeinnorway.net/the-day-of-the-dugnad/

http://www.bbc.com/capital/story/20180521-how-dugnad-shaped-a-nations-work-ethic

https://en.wikipedia.org/wiki/Troms%C3%B8

https://arcticstartup.com/catching-up-on-coworking-in-norway/

 

Recent Posts

Leave a Comment